CAPITAL DE CAMÉLIDOS

Capital Nacional de los Camélidos Sudamericanos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Curahuara de Carangas es uno de los dos únicos municipios de Bolivia que ha sido declarado oficialmente "Capital Nacional de los Camélidos Sudamericanos" mediante una Ley de la República, lo que confirma el carácter identitario del territorio respecto a este recurso natural.

Es que la provincia Sajama (de la que es parte el Municipio de Curahuara de Carangas) es la región donde existe mayor cantidad de camélidos domésticos del Departamento de Oruro, que a su vez es el departamento que posee la mayor población de este ganado en el país.

Por consiguiente, este tipo de ganado es el recurso natural más abundante y la base de la economía de la población del territorio, que cuenta con cerca de 100 mil cabezas, de las cuales aproximadamente 60% corresponden a las llamas, y el resto a las alpacas.

Por el contrario, la actividad agrícola es muy limitada y se practica sólo en algunas zonas del territorio. Consecuentemente, la población de Curahuara de Carangas vive, principalmente, del aprovechamiento de los camélidos domésticos por lo que su modo de vida, que no es común al resto de la región andina del continente sudamericano, corresponde a una sociedad andina no agrícola.

Las pinturas rupestres que existen en el territorio son un testimonio de la dependencia de sus habitantes respecto a este recurso.

 Prácticamente, todas las familias de Curahuara se dedican a la crianza de camélidos domésticos (llamas y alpacas; obviamente, con diferencias en la cantidad de animales que poseen en función del tamaño de sus tierras, del acceso a diferentes calidades de praderas y de sus habilidades comerciales. El faenado periódico del ganado constituye una de las fuentes principales de provisión de alimentos para la familia. Un porcentaje importante de la carne es deshidratada y consumida como "charque" (cecina).

La carne de llama y alpaca tiene un valor nutritivo superior a las carnes rojas, y un bajo contenido de grasa y colesterol (el contenido de proteínas de la carne de alpaca es de 21.27% y de llama de 24.82%). La fibra se utiliza de diversas maneras, especialmente para la elaboración de ropa, frazadas, etc.

El cuero se emplea para la elaboración de utensilios de trabajo, cojines, cobertores y otros artículos similares. El estiércol es utilizado comúnmente como fertilizante y combustible. Las lamas son empleadas, además, como animales de carga para transportar productos.

El aprovechamiento de los camélidos domésticos incluye también la comercialización del ganado, y su proceso de transformación (carme, lana, cuero, charque, etc.), mediante las asociaciones como el Centro de Artesanas CIMAT, la Asociación de Productores en Camélidos Apci Jach'a Sajama, Charqueros Agro LIamita y otros Centros, lo que proporciona a las familias ingresos monetarios para satisfacer las necesidades que no pueden ser cubiertas con las actividades de aprovechamiento tradicional. Hasta hace unas décadas, una parte de estas necesidades era cubierta a través del trueque con alimentos provenientes de otras regiones y pisos ecológicos distintos (valles interandinos, subtrópico e incluso trópico).

Las actividades de crianza de los camélidos domésticos no responden, simplemente, a estrategias orientadas a la dotación de medios de vida. Tratándose de una forma de vida construida a través de la interacción del hombre con su entorno natural (determinado por los camélidos domésticos) sus adversidades y sus potencialidades, se ha construido, además, una dimensión superestructural propia, diferente de la que emerge de la formación social andina basada en la producción agrícola.

En este sentido, conocer las actividades de aprovechamiento de los camélidos domésticos en el territorio de Curahuara de Carangas no sólo supone apreciar un modo de vida muy particular de la región andina de Bolivia, sino conocer y entender las prácticas culturales que lo acompañan (ritos, ceremonias, creencias, etc.), presentes y vivas en el territorio.

Buscar en GAMCC